Literatura: ¿cultura o negocio?

Cuando, hace unos días, una editorial contactó conmigo para hablar de mi nueva novela y me envió la crítica que veis en la imagen, no pude por menos que emocionarme. En un momento cobraron sentido el esfuerzo, la dedicación y las horas invertidas, arrebatadas a hurtadillas a otros preciados instantes familiares que ya no se repetirán.

Valoracion_ProyectoBEL.png

En febrero terminé Proyecto B.E.L. Tras unos meses contactando con varias editoriales y agentes a los que pensaba que podría interesarles mi trabajo, por fin he comenzado a recibir sus primeras opiniones. Y muy buenas, por cierto. Al igual que ocurrió con El color del Perdón, Proyecto B.E.L ha comenzado pisando fuerte. Nunca nadie me había dicho que mi estilo podría recordar al de uno de mis escritores favoritos, el gran John le Carré, ni siquiera se me había pasado por la cabeza. O que una de mis novelas pudiese dar lugar a un guion de película. La verdad es que es emocionante saber que uno va por buen camino.

Pero parece ser que hacer las cosas bien a veces no es suficiente.

En mi caso, tuve que rechazar la propuesta que me hizo esta editorial por que me pareció una tomadura de pelo. Algo chirría en mi cabeza cuando una crítica así de positiva va acompañada de unas condiciones tan abusivas. Está claro que no estoy hablando del Grupo Planeta, pero tampoco de una editorial de coedición, de esas en las que el autor corre con la mayoría de los gastos para que su obra pueda darse a conocer. Se trata de una editorial modesta, pero de las que podrás encontrar sus libros en las estanterías de cualquier librería o centro comercial nacional.

Mucha más gente de la que  imaginaba coincide en que lo que escribo tiene calidad, que es bueno, tiene gancho… ahora sé que hasta las propias editoriales opinan así, pero eso no es suficiente si no eres conocido. Entiendo que arriesgan mucho, y más en estos tiempos en los que la piratería hace estragos y las ventas han bajado tanto. Comprendo que están en su derecho de poder elegir, y que, como alguien me dijo una  vez, no son una ONG. Por supuesto que no. Son empresas y como tales han de ganar dinero pero… ¿A costa de qué? Como lectora, estoy cansada de leer bestsellers que no valen ni el papel en el que están escritos pero que una buena estrategia de marketing los ha hecho despegar hasta alcanzar a millones de lectores. Lectores que, al igual que yo, al pasar la última página se preguntan con fastidio por qué han vuelto a tropezar con la misma piedra de siempre. Podría citar más de uno que en estos momentos me viene a la memoria, pero tampoco me gusta señalar con el dedo a nadie. En cambio, he leído muy buena literatura de autores a los que, por un motivo u otro, nunca se les ha dado bombo y casi nadie conoce.

Si buscas cualquier editorial en La Web, la gran mayoría se define como un grupo entusiasta de personas que valora, ante todo, la calidad de las obras. Que se compromete a fomentar la cultura aportando su granito de arena a este desbarajuste de mundo en el que a menudo es difícil valorar cosas tan sencillas como la lectura. Y yo me pregunto: ¿En qué momento hemos perdido el norte? ¿Cuándo la calidad de la literatura dejó de primar ante un puñado de billetes? ¿Cuántos buenos y malos libros, revueltos en la misma balanza, se han transformado en meros productos de consumo? Hasta los concursos de reconocidos premios literarios están amañados, según las propias palabras de Luis María Ansón, que fue jurado de uno de ellos durante años.

Me niego a creer que el mundo se deje llevar por ese tipo de intereses y me enfurece que esa pobreza de valores sea el legado que van a heredar nuestros  hijos. Quería encontrar una editorial para poder acercar mis historias a más lectores. Con la auto-publicación, los escritores no tenemos las mismas posibilidades de promoción o simplemente carecemos del tiempo o la energía para hacerlo como es debido.  No me mueve un motivo económico, por suerte mi vida es muy sencilla y no necesito mucho, pero tampoco estoy dispuesta a vender mi alma al diablo a cualquier precio.

Pero, por supuesto, continuo con mi búsqueda y no me rindo. Una persona encantadora -que es uno de mis referentes en la literatura actual y a la que ya he dedicado algún que otro comentario en este blog-, me dijo una vez que tuviera paciencia, porque a Garcia Marquez le rechazaron 16 editores su primera novela. Y eso es lo que voy a hacer. Seguiré su sabio consejo y esperaré el momento y el lugar.  Por lo pronto, quería compartir con vosotros este pequeño éxito que, aunque un poco agridulce, me da los ánimos para continuar con más ilusión, si cabe, que la que tenía hace un par de años, cuando El color del perdón vio la luz por primera vez.

Seguiré informándoos de todas las novedades que tenga sobre Proyecto B.E.L y espero que pronto esté disponible de una forma u otra para que podáis leerla y me deis vuestra opinión.

Y ¿Cómo no? Ya se está gestando una tercera historia en mi cabeza. Hace tiempo que sus nuevos personajes se pasan a saludar por ella cuando menos se les espera, pero son bienvenidos en todo momento, en cualquier lugar…

 

Anuncios

4 comentarios en “Literatura: ¿cultura o negocio?

  1. Saber que ya tienes una segunda novela y que es tan buena me llena de ganas para leerla. Leí El color del perdón por casualidad (gracias a un sorteo de un blog) y me gustó tanto que nunca dudo en recomendarla.

    Supongo que como lo más difícil ya lo tienes (buenas historias y buena narrativa), ahora solo hay que esperar al momento adecuado para despegar. Mientras, seguiremos leyendo lo que “se te pase por la cabeza”

    Enhorabuena

    Me gusta

  2. José Pablo

    Como dijo el sabio, ” buscad la belleza en este asqueroso mundo, es lo único que merece la pena”. Y una buena historia bien escrita siempre es bella, sea quien sea el autor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s