La lectura en tiempos difíciles

Hace unos días me topé con una de esas fotografías que hacen que te detengas un poco más de lo normal a observarlas. Quizá porque te parecen interesantes o simplemente porque tienen algo, un no sé qué, que te deja prendado. La curiosidad me llevó a buscar en Internet información sobre la capacidad del hombre para superarse y encontrar la manera de seguir fomentando la cultura aún en momentos difíciles en los que la gente tenía cosas más importantes en las que pensar, como llevarse un trozo de pan a la boca.

La fotografía -que me parece preciosa-,  era esta:

walkingLibrary

No pude encontrar mucha más información así que añadí una entrada en mi página de Facebook en la que instaba a otras personas a ayudarme a investigar qué podía estar haciendo la mujer de la fotografía con una estantería a la espalda cargada de libros. Entre todos conseguimos desvelar parte del misterio.  La fotografía se tomó en Ramsgate (Inglaterra) en 1930.

The walking Library
Los críticos siempre están comentando que este país está muy por detrás de los países europeos, en lo que respecta a la obtención de libros de las bibliotecas. Bueno, esta chica emprendedora en Ramsgate resuelve el problema acarreando sus libros en un estante atado a la espalda y recorriendo las calles de puerta en puerta. La gente puede pedir prestados sus libros por una semana al precio de dos peniques .

 

WALKING LIBRARY PRETTY GIRL MAKES GOOD LIVING Has the walking library called yet? became a familiar question in Ramsgate, and it brought money to a pretty young local girl. When she lost her job in a bookshop she founded an opposition lending library, and made a good living. She became a walking library, carrying all the latent books round with her on a bookshelf harnessed to her back. Brainwaves like these have brought success to many other young women. For in stance another girl, tired of unemployment, screwed castors onto an old towel rack, bought A FEW DOZEN TIES wholesale, and sold them for less than the local clothiers. She could afford to do so because her business had no overhead charges. But a too soft heart ruined another girl’s chances of building up a nice little business. She started a walking pet shop. She nailed three small baskets to a walking stick and put a kitten in each of them. Plenty of customers thronged round her ‘shop.’ but she didn’t like the looks of them, and refused to sell the kittens to people who might not have treated them well!

 

¡Curioso artículo!:
Cuando la chica de la fotografía perdió su trabajo en una tienda de libros, fundó una librería ambulante para ganar algo de dinero. Entonces, otras iniciativas parecidas comenzaron a surgir entre los jóvenes. Otra chica, cansada de no encontrar un empleo, atornilló unas pequeñas ruedas a un toallero, compró varias docenas de lazos al por mayor y salió a la calle a venderlos a un precio mucho menor que las tiendas, cosa que podía permitirse porque su negocio no tenía gastos generales. En otra ocasión, una chica inició otro bonito negocio ambulante de venta de animales. Clavó varias cestas a un bastón y colocó un gatito en cada una. Pronto se vio rodeada de clientes, pero no tuvo mucho éxito, finalmente se negó a vender ninguno de ellos porque no le gustaba el aspecto de los compradores y no se fiaba de que fueran a tratar bien a los animales.
El siglo pasado fue una época difícil de guerras, conflictos y pandemias que no sólo diezmaron la población sino que la empobrecieron e hicieron mella en el estado de ánimo de los supervivientes.
La Primera Guerra Mundial (1914-1918), en la que murieron casi nueve millones de personas además dejó en la ruina económica a los países participantes.
En 1918 la Gripe Española (1918-1920) asoló hasta el último rincón del planeta. Se desconoce el número exacto de víctimas, pero se estima que murió entre un 3% y un 6% de toda la población mundial del momento (entre 50 y 100 millones de personas).
Cuando el mundo comenzaba a recuperarse, tuvo lugar el Crack del 29. La Gran Depresión supuso una crisis económica mundial que duró casi una década y tuvo efectos devastadores. En Alemania, las dificultades económicas propiciaron la aparición del nacional-socialismo y la llegada de Adolf Hitler al poder.
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945) supuso el conflicto más grande y sangriento de la historia mundial, en el que murió el 2% de la población de la época (alrededor de 60 millones de personas)
Con este arduo panorama, adquieren más valor los pequeños gestos de héroes como la chica de Ramsgate que, en la medida de sus posibilidades, aportaban su granito de arena para la recuperación económica y anímica de la población. Me encantaría saber su nombre. ¿A ti no?

Mientras curioseaba por la Red en busca de información, he ido recopilado una serie de fotografías sobre librerías ambulantes en la Segunda Guerra Mundial y de otras épocas de la historia, que me parecen una maravilla y me gustaría compartir con vosotros.

BiblioNY
Pila de libros donados a la Biblioteca Pública de Nueva York. 1910.
lorca
Federico García Lorca

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Me despido con una frase de un libro publicado por primera vez en 1917. Su autor fue Christopher Morley y el título de la obra era “Parnassus on wheels”, traducida posteriormente al español como “La librería ambulante“. Creo que refleja perfectamente el espíritu de superación de una época en la que la gente estaba necesitada de estímulos como la lectura para vivir otras vidas que les hicieran olvidar, aunque sólo fuera por unos momentos, su difícil existencia:

“Cuando le vendes un libro a alguien no solamente le estás vendiendo doce onzas de papel, tinta y pegamento. Le estás vendiendo una vida totalmente nueva”.

ParnassusOnWheels

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s